¿POR QUÉ ES IMPORTANTE TRABAJAR EL GLÚTEO MEDIO?

Vamos primero con un poco de anatomía; la región glútea está formada principalmente por tres músculos glúteos, el mayormedio y menor. Influyen principalmente en los movimientos de la cadera y la pelvis, así como su estabilidad.

  • La función principal del glúteo mayor es la extensión de cadera, además de una rotación externa de la misma y estabilización de la pelvis.
  • El glúteo medio, músculo en el que nos centraremos en este artículo, realiza principalmente la ESTABILIZACIÓN DE LA CADERA, influyendo además en la abducción, la rotación interna y externa.
  • El glúteo menor también es un músculo abductor de cadera pero menos potente que los anteriores (Nadler, 2002).

Este músculo también forma parte del core, lo que ayudará a controlar la posición y los movimientos del tronco sobre la pelvis, mejorando así nuestra salud. Tener debilitado el Glúteo Medio ha sido relacionado con dolor en la zona baja de la espalda, dolor de rodilla y aumentar las probabilidades de lesión de las extremidades inferiores.

Cuando esto ocurre, la alineación de la rodilla varía, de forma que no se mantiene en su posicionamiento normal, en línea recta con la cadera, sino que se produce un valgo de rodilla, la rodilla se va hacia dentro en forma de “X”, provocando problemas a nivel de esta articulación y posibles compensaciones que pueden tener lugar tanto a nivel de la articulación del tobillo como de la cadera (Rodriguez, 2013).

Además, su debilidad puede dar problemas a en las personas que practican la carrera continua, como observamos en la siguiente foto, la mala función del glúteo medio puede llevar a realizar demasiada inclinación pélvica, provocando compensaciones y problemas tanto a nivel de la pelvis, cadera como zona lumbar.

Factores que pueden lesionar el Glúteo Medio:

  • Dismetría en las caderas.
  • Dismetría en las extremidades inferiores.
  • Valgo de rodilla.
  • Hiperpronación de pies.
  • Flexión prolongada de cadera; dormir en posición fetal, sentarse en sillas donde la cadera queda más baja que las rodillas o sentarse de la anterior forma en periodos de tiempo prolongados.

¿Cómo lo podemos valorar?

Un test rápido y sencillo para la evaluación del glúteo medio es la realización de una sentadilla unipodal (con una sola pierna), sería conveniente realizarlo frente a un espejo o con otra persona que nos evalúe para comprobarlo con certeza.

En condiciones normales, la rodilla de la pierna que realiza la sentadilla (la que apoyamos en el suelo) debe mantener su orientación frontal, en cambio, si se produce una desviación hacia el interior, produciendo el valgo de rodilla mencionado anteriormente, podría indicarnos la debilidad de nuestro glúteo medio.

Puede que si realizamos una sola sentadilla no se produzca esta desviación de la rodilla, por lo que deberíamos realizar dos series de 10 repeticiones para asegurarnos, (podemos tomar un punto de apoyo con una mano para asegurarnos el equilibrio), ya que de esta forma fatigamos la musculatura del glúteo medio y podemos observar si con esta fatiga sigue respondiendo correctamente o se produce alguna desviación.

Test Negativo (Glúteo medio normal)                                            Test Positivo (Glúteo medio débil)

                  

 

Si tras la realización de las sentadillas se produce un desplazamiento interno de la rodilla, podemos considerar, como una de las causas, que nuestro glúteo medio está débil, por lo que sería conveniente realizar un tratamiento basado en una evaluación por parte de un fisioterapeuta, mediante un test de prevención de lesiones y ejercicios para el fortalecimiento de dicho músculo, para así evitar posibles lesiones y siempre supervisados por un profesional licenciado y conocedor de este tipo de actividad.

Más adelante os propondremos una serie de ejercicios para esta zona muscular tan olvidada.

BIBLIOGRAFÍA

  • Rodríguez, P. M., Rodríguez, D. C., Cal, A. G., & Mosquera, G. C. (2013). Actualización en el síndrome del glúteo medio. SEMERGEN-Medicina de Familia, 39(4), 208-213.
  • Nadler S, Malanga G, Bartoli L, Feinberg J, Prybicien M, Deprince M (2002). Hip muscle imbalance and low back pain in athletes: influence of core strengthening. Med Sci Sports Ex, 34:9

COMENTARIOS

tres × dos =